El Real Decreto Ley 15/2020 incorpora una novedosa fórmula para el pago de la deuda tributaria. Luis Jos, Inspector jefe de la AEAT, explica a qué contribuyentes y tipo de liquidaciones es aplicable, en qué plazos y el resto de requisitos para poder acogerse a esta medida.

 

 

Nuevo Consejo de Ministros y Real Decreto con más medidas tributarias para solventar los temas económicos del famoso COVID19, en este caso, el Real Decreto Ley 15/2020 que entra en vigor el día 23 de abril de 2020.

Entre las distintas medidas tributarias, la más novedosa es la regulada en el artículo 12 de este Real Decreto, para la suspensión del periodo ejecutivo a todos aquellos contribuyentes que hayan solicitado o soliciten la financiación bancaria con avales del estado, conocida como créditos ICO, que viene regulada en el artículo 29 del Real Decreto Ley 8 /2020 también para paliar el problema del COVID19.

Ante esta realidad, muchos contribuyentes van a tener problemas de liquidez a la hora de presentar las próximas liquidaciones, y una fecha limitada entre el 20 de abril del 2020 y el día 30 de mayo.


✉️ Suscríbete a a3news y recibe cada mes contenidos como éste


Requisitos de la nueva medida tributaria

  • Esta medida es aplicable a todo tipo de entidades y contribuyentes, sean de gran o menor tamaño.
  • Solo es válida para aquellas autoliquidaciones gestionadas por la Agencia Tributaria del Estado, presentadas en voluntaria y sin ingresos y en lo plazos mencionados (entre el 20 de abril y el 30 de mayo del 2020).Copia de Copia de Copia de Copia de Copia de foto petita WK
  • Es necesario que se haya solicitado con anterioridad o se solicite la financiación conocida como créditos ICO, que es la financiación bancaria con avales del estado y regulada en el artículo 29 del Real Decreto 8/20.
  •  Esta solicitud debe ser enviada en un plazo de 5 días desde la presentación de la autoliquidación que quiere beneficiarse de un certificado de la entidad bancaria, indicando que se ha solicitado la financiación, las deudas incluidas y su importe.
  • Obtención de la financiación.
  • Pago de forma inmediata, una vez obtenida la financiación.

 

Consideraciones:

  • Si cualquiera de estos requisitos no se cumple, la Agencia Tributaria considera iniciado el periodo ejecutivo al día siguiente de la finalización del periodo de presentación de las autoliquidaciones.

También lo considerará cuando haya transcurrido un mes, por entender que no se ha obtenido la financiación.

  • Por último, destacar que para aquellas entidades que presentaron autoliquidación el día 20 de abril, hay un plazo de 5 días desde la entrada en vigor de este Real Decreto. Es decir, tendrían hasta el día 28 de abril para realizar el trámite. 

 

Con la llegada de esta nueva medida, se consigue un método de tramitación novedoso e interesante, que consigue convertir la deuda tributaria en deuda bancaria.

 
Compartir en redes sociales Facebook Twitter Linkedin
Comentarios