Caridad Mourelo, Inspectora de Hacienda del Estado, analiza la novedad introducida en el RD 15/2020 sobre los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades correspondientes a periodos impositivos iniciados a partir de 2020. ¿Qué contribuyentes pueden hacerlo?  ¿En qué condiciones y plazos?

 Nos lo explica en el siguiente vídeo:

Una de las novedades que se ha producido en el ámbito tributario como consecuencia del COVID 19 afecta en el cálculo de los pagos fraccionados en el impuesto sobre sociedades, cuestión recogida concretamente en el artículo 9 del Real Decreto Ley 15/2020 que se publicó en el BOE el día 22 de abril, y que entró en vigor el día 23 de abril.

En este artículo 9, se intenta dar respuesta a contribuyentes que estaban abocados a presentar el pago fraccionado por el método de cuota, que no responde a su actual realidad, ya que obligaría a tomar como referencia la cuota de la declaración de impuesto de sociedades de 2018 con carácter general. Ante una situación distinta a la actual, el artículo 9 intenta permitir que los contribuyentes puedan ahora optar por el pago fraccionado por el sistema de base, a pesar de que no lo hayan hecho como prevé el artículo 40.3 de la Ley de Impuesto de Sociedades, en el mes de febrero y por el método de una declaración censal.

Copia de Copia de Copia de foto petita WK (1)

El artículo 9 según el grupo de contribuyentes

Los contribuyentes de cifra de negocio en los 12 meses anteriores al periodo impositivo, que corresponde al pago fraccionado superior a los 6 millones de euros, aplicarán por el método de base. En este caso no les afecta la reforma y no la necesitan.

En cambio, los contribuyentes con la cifra de negocio en los 12 meses anteriores menor o igual a los 6 millones de euros están abocados a presentar el pago fraccionado por el sistema de cuotas, a lo que hubiera optado por el de base.

 

Actualmente, se permite a los contribuyentes optar de la siguiente manera:

  • Los contribuyentes con un volumen de operaciones en el año 2019 menor o igual a 600.000 euros, (que tienen además un plazo extendido de declaración) tienen la oportunidad ahora presentar su declaración por el método de base.
    Ahora bien, dentro de este colectivo es posible que exista algún contribuyente que haya presentado su autoliquidación antes de conocer que iba a haber un alargamiento de los plazos. En esos casos,  podrán presentar una nueva autoliquidación en el cálculo del pago fraccionado por el método de base, siempre que sigan siendo candidatos a la presentación hasta el 20 de mayo.
    Lógicamente,  estos casos puede suponer cantidades a su favor, ya que se ha pagado de más, y la administración tributaria procederá a realizar la devolución de forma inmediata.
  • Y el otro colectivo, incluye los contribuyentes que hayan tenido un volumen de operaciones en el año 2019 superior a 600.000 euros; éstos no habrán gozado del plazo extendido o alargado de la presentación de la declaración, con lo cuál, su plazo habrá terminado el 20 de abril. En este caso,  no habrán tenido la oportunidad de efectuar la opción tácita en el propio modelo de declaración de pago fraccionado.
    Para este colectivo se va a permitir que en el siguiente pago fraccionado, (que tendrá lugar en los 20 primeros días de octubre) pueda llevar a cabo la opción por el pago fraccionado, por método de base, minorando la cuota de pago fraccionado (pagado ahora en abril), y resarcirse y recuperar el exceso que en este primer pago fraccionado hayan llevado a cabo.
 
 

Con a3ASESOR|soc es posible presentar la declaración sin las Cuentas Anuales aprobadas e indicarlo para poder realizar la segunda presentación antes del 30 de noviembre.

 

 
Compartir en redes sociales Facebook Twitter Linkedin
Comentarios