La disrupción que ha supuesto el avance de la tecnología marca una nueva etapa: la de la asesoría del futuro, con cambios en la forma de trabajar y en las necesidades que tienen los clientes. El futuro ha llegado en forma de digitalización y tiene una doble cara: la del reto y la de la oportunidad. El reto viene dado por un ecosistema que apenas acaba de nacer y ya nos pide adaptarnos a él; la oportunidad, porque ese entorno es global, rápido y con más posibilidades de generar valor.

Si el entorno digital ha revolucionado en pocos años nuestras vidas como usuarios, también lo ha hecho con las asesorías. Hoy no nos comunicamos, viajamos, compramos o consumimos contenido de la misma manera que hace una decena de años.

Y hoy, hay nuevos elementos que han configurado la creación de un nuevo escenario para las asesorías. Entre ellos encontramos el cloud, la inmediatez y ubicuidad del acceso a la información, el desarrollo del Big Data o la Inteligencia artificial, la e-administración, la omnipresencia de las redes sociales, el aumento de conectividad o el nacimiento del cliente digital.innuva_contabilidad_banner

Gracias a herramientas como a3Innuva, la nueva suite de soluciones online de Wolters Kluwer para despachos y empresas, el proceso de transformación digital altera muchos de los aspectos que permanecían invariables desde hace años en el despacho clásico. Hay diferentes elementos que incurren en este desarrollo. Hasta ahora la tecnología se encontraba en la oficina, pertenecía a la infraestructura de la empresa.

Hoy en día sigue presente en la oficina pero también está en el cloud. El hecho de poder acceder dónde y cuándo queramos nos permite establecer nuevos métodos de colaboración con el cliente. Un cliente con el que tenemos otro tipo de relación y al que prestamos otro tipo de servicios. 

Además de relacionarnos presencialmente, por teléfono o por correo, en el Despacho 4.0 existen muchas posibilidades como el chat, el vídeo, el email, el teléfono, y el uso de soluciones colaborativas. También varían el modelo de precios, que pasa de cuotas a tener servicios predefinidos y también servicios bajo demanda, y el foco comercial, donde antes se trataba de mantener una cartera y ahora se trata de crecer con acciones comerciales.


✉️ Suscríbete a a3news y recibe cada mes contenidos como éste


 

¿Cómo avanzar en el proceso de transformación digital?

Nos equivocamos si pensamos que un proceso de transformación digital tiene que ver tan sólo con la adaptación tecnológica. No es sólo una cuestión de con qué trabajamos, también de cómo lo hacemos. Ser más competitivos pasa por cuestionarnos nuestra forma de trabajar, mejorar la toma de decisiones y facilitar la colaboración con el cliente. Todos estos factores van a jugar un papel decisivo en un contexto más exigente y en el que es obligado distinguirse de la competencia.asesoría del futuro

  • La transformación digital supone cambios para tres factores del despacho: procesos, personas y tecnología. Y los tres aparecen en estos cuatro consejos que buscan que la adaptación como despacho a la digitalización sea más sencilla:
  • Nos hacemos nuevas preguntas: La asesoría del futuro debe girar el foco y hacerse preguntas para detectar y exprimir sus ventajas competitivas. Debemos analizar cómo trabajamos, qué tareas implican más recursos, qué podemos automatizar y externalizar, qué herramientas podemos actualizar, cuánto podemos facilitar los procesos colaborativos, qué necesidades están por cubrir con nuestros clientes o cuánto de nuestro tiempo se va en procesos y cuánto en asesoramiento... Saber dónde invertimos nuestros recursos nos permite situar nuestra aportación de valor como una finalidad principal. A ello ayudará el uso de herramientas como a3innuva que nos permitirá ser más eficientes, ahorrando tiempo y costes.
  • Nos abrimos a un entorno colaborativos: La relación del asesor con su entorno se ha dinamizado en los últimos años. Su trabajo junto a clientes, colaboradores, Agencia Tributaria, o Seguridad Social ya no es igual. La llegada de sistemas de comunicación más rápidos o de la e-administración han traído una mayor rapidez en la gestión y en la consulta de información. Colaborar es sinónimo de una mayor eficacia, productividad y control, pero también de satisfacción mutua porque ambas partes conocen más sobre unos procesos que consiguen exprimir al máximo.  
  • Nos adaptamos a un nuevo tipo de cliente: ¿Qué caracteriza al cliente digital? El contexto le ha convertido en un sujeto que tiene experiencia en este ámbito y que trabaja con los nuevos canales de comunicación. Esta etapa más líquida en las relaciones nos trae un escenario donde el cliente tiene una fidelidad menor, experimenta mayores cambios en la demanda pero sigue exigiendo profesionalidad a la vez que requiere conexión on-line con el asesor y también que se le genere un valor añadido.

    ✉️ Suscríbete a a3news y recibe cada mes contenidos como éste


     

Comprender esta situación y trabajar en función de estas características hará que muchos de los cambios descritos en este artículo se entiendan de forma más sencilla. Pero sobre todo cambiará nuestro proceso de adquisición de clientes. Si hemos sabido colocar sus necesidades y su funcionamiento en el centro, habremos conseguido que su experiencia sea mejor. Eso mejorará nuestro primer approach y nuestro trabajo de fidelización.cliente digital

Apostamos por tecnología cloud: Una de las grandes ventajas que nos trae el mundo digital es poder disponer de la información allá donde estemos, cuándo queramos y hacerlo de forma segura. Y eso es lo conseguimos trabajando con el cloud computing. Adoptar esta tecnología supone un paso adelante en nuestra conectividad, en el acceso digital al cliente, en la rapidez de la toma de decisiones

A través de una herramienta como a3innuva podremos disponer de un entorno colaborativo con todas las ventajas de la nube, mejorando así nuestra eficiencia, y sabiendo que contamos con  los mayores estándares de seguridad, datos securizados y conexión protegida.

La transformación digital nos permite dar un gran salto de cantidad y calidad en la relación y gestión con los clientes, actuales y futuros. Para ello, nada mejor que el uso de herramientas profesionales que provean al asesor de diferentes soluciones que automaticen y agilicen su día a día, soluciones que le sitúen en un despacho 4.0.

Compartir en redes sociales Facebook Twitter Linkedin
Comentarios