Hace un año, en mayo de 2018, llegó el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Un marco europeo que nació con el objetivo de aumentar el control que tenemos las personas físicas sobre nuestra información personal. Durante este periodo se ha experimentado un progreso en la protección de la privacidad y en la concienciación sobre la importancia que tiene su cuidado.

Muestra de ese aumento son los datos que ha presentado la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). En su Memoria 2018 consta como la Agencia ha recibido más de 14.000 reclamaciones durante este periodo, la mayor parte del sector privado. De ese total 2.000 fueron canalizadas satisfactoriamente. En cuanto a las brechas de seguridad, durante este periodo se notificaron un total de 966 brechas. El 71% de las mismas, se refieren al compromiso de la confidencialidad de los datos.

 

¿Qué nos ha traído este año con la RGPD?

Este reglamento trae muchas novedades. Algunas de ellas muy palpables en el seno de la empresa y en nuestro día a día. Enumeramos algunas de ellas:

  • El delegado de protección de datos: Figura clave para el desarrollo de este reglamento en la empresa. Cumple una función triple: asesora, supervisa el cumplimiento y media en el caso de existir reclamaciones. Precisamente la AEPD habla de que existen ya 35.000 delegados que han intervenido en más de 2.000 reclamaciones.
  • El reconsentimiento: Antes y después de la entrada en vigor de la ley todos tuvimos conocimiento de esta nueva figura en nuestra bandeja de entrada de correo electrónico. Muchas empresas nos solicitaban otorgar un consentimiento para el tratamiento de datos personales.
  • La nueva ley: El 6 de diciembre de 2018 se publicó la nueva LOPD. Se trata de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos y garantía de derechos digitales, o en sus siglas como LOPDGDD. En esta infografía puedes ver las diferencias entre la ley anterior y la actual.
  • Las brechas de seguridad: algo que ya hemos mencionado por los datos de la AEPD. En este año han sido numerosos los casos de brechas de seguridad que afectan a datos personales.

En este link tienes analizados con más detalle todas las novedades que nos ha traído el reglamento.

 

Evolución y oportunidades en la empresa

Todos estos cambios supusieron un quebradero de cabeza para las empresas, que al cabo de un año de la implantación siguen todavía con muchas dudas y desconocimiento sobre la normativa. Y todo ello tiene un riesgo claro: las compañías que no han evolucionado se arriesgan a encontrarse con sanciones de entre 27 y 9 mil euros. 

Para facilitar la adaptación al reglamento han surgido numerosas herramientas que ayudan a los Despachos Profesionales para que sus clientes cumplan la normativa. Es el caso del módulo RGPD incluido en a3asesor. Con él podemos realizar un primer análisis gratuito que sirve para categorizar a nuestro cliente, y después definir qué medidas necesita aplicar. Además este módulo genera la documentación necesaria que ayuda a cumplir la normativa de forma automática y facilita la información para poder asesorar con garantías a los clientes.

En definitiva, la RGPD puede ser una oportunidad para los Despachos, ya que les coloca en situación de vender un servicio de valor a las empresas. En este año no ha habido sanciones, pero cuando lleguen las inspecciones y se perciba el riesgo que conlleva, los clientes agradecerán disponer de documentación para probar su buena fe y predisposición a cumplir con la normativa

Compartir en redes sociales Facebook Twitter Linkedin
Comentarios