La vigilancia y el control de las reglas y límites sobre jornada máxima y registro de horas extraordinarias es tarea esencial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Esta labor, hoy en día, sigue revistiendo capital importancia, como se pone de manifiesto en el Criterio Técnico 101/2019 sobre actuación de la inspección de Trabajo y Seguridad Social en materia de Registro de Jornada.

El segundo motivo de denuncias presentadas ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social son los relativos a incumplimientos de jornada en sentido amplio, principalmente en materia de exceso de jornada.

En línea con los argumentos señalados, el Real Decreto- ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo (BOE de 12 de marzo de 2019) establece la obligación legal del registro de la jornada de trabajo. En particular, en su artículo 10, dicho Real Decreto- ley añade un apartado 9 al articulo 34 del Estatuto de los Trabajadores, que queda redactado de la siguiente manera:

“9.- La empresa garantizará el registro diario de jornada, que deberá incluir el horario concreto de inicio y finalización de la hornada de trabajo de cada persona trabajadora, sin perjuicio de la flexibilidad horaria que es establece en este artículo.

Mediante negociación colectiva o acuerdo de empresa o, en su defecto, decisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores en la empresa, se organizará y documentará este registro de jornada.

La empresa conservará los registros a que se refiere este precepto durante 4 años y permanecerán a disposición de las personas trabajadoras, de sus representantes legales y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social”.

 

1.-OBJETO/OBLIGATORIEDAD DEL REGISTRO DE LA JORNADA

El Criterio Técnico tiene por objeto fijar criterios para la realización de las actuaciones inspectoras que se efectúen, a partir de la entrada en vigor del Real Decreto-ley 8/2019 de 8 de marzo.

La interpretación literal de la disposición indicada permite afirmar que la llevanza del registro de la jornada no es una opción para el empresario, sino que se trata de un deber que se deriva del término “garantizará”, esto es, con sujeción a la obligación de garantía de existencia de dicho registro, y no como una mera potestad del empleador.

 

2.- CONTENIDO DEL REGISTRO DE JORNADA

Hay que entender que lo que debe ser objeto de registro es la jornada de trabajo realizado diariamente. Es decir, no se exige expresamente el registro de las interrupciones o pausas entre el inicio y la finalización de la jornada diaria, que no tengan carácter de tiempo de trabajo efectivo.

Al tratarse de una norma de mínimos y conforme al segundo párrafo del artículo 34.9 ET, mediante negociación colectiva o acuerdo de empresa o, en su defecto, decisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores de la empresa el registro de la jornada podrá organizarse de tal manera que incluya las interrupciones o pausas que se consideren, siempre y cuando el registro incluya necesariamente el inicio y finalización de la jornada.

 

3.-SISTEMA OBJETIVO Y FIABLE

Parafraseando la Sentencia del 14 de mayo de 2019 del TJUE, el sistema implantado ha de ser objetivo y fiable, de manera que permita computar la jornada laboral diaria realizada por cada trabajador.

En este sentido, la negociación colectiva o los acuerdos de empresa referidos a la organización y documentación del registro deben ser el instrumento idóneo para precisar cómo considerar todos los aspectos relacionados con el registro de interrupciones, pausas o flexibilidad horaria de tiempo de trabajo.

 

4.-HORAS EXTRAORDINARIAS

El Real Decreto Ley 8/2019 no ha modificado los términos de este artículo, según el cual  “A efectos del cómputo de horas extraordinarias, la jornada de cada trabajador se registrará día a día y se totalizará en el periodo fijado para el abono de las retribuciones, entregando copia del resumen al trabajador en el recibo correspondiente”.

 

5.- CONSERVACIÓN DEL REGISTRO DE LA JORNADA

En cuanto a la localización y conservación de los registros horarios, el artículo 10 Dos del Real Decreto-ley 8/2019, introduce en el artículo 34.9 ET un último párrafo que establece lo siguiente:

“la empresa conservará los registros a que se refiere este precepto durante cuatro años y permanecerán a disposición de las personas trabajadoras, de sus representantes legales y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social”.

Esto se interpreta en un doble sentido:

  • Que sea posible acceder a dichos registros en cualquier momento, cuando así sea solicitado por las personas anteriormente citadas.
  • Y que los registros tienen que estar y permanecer físicamente en el centro de trabajo o ser accesibles desde el mismo de manera inmediata.

 

6.- OBLIGACIÓN DE ENTREGA

Por lo que se refiere a la obligación de entrega o forma concreta de puesta a disposición, y ante la ausencia de referencia expresa por motivos de seguridad jurídica, debe interpretarse que la permanencia a disposición no implica la obligación de entrega de copias, salvo que así lo disponga un convenio colectivo o exista pacto expreso en contrario, ni debe entregarse a cada persona trabajadora copia de su registro diario, sin perjuicio de facilitar su consulta personal, ni a los representantes legales de los trabajadores, lo que no obsta la posibilidad de estos últimos de tomar conocimiento de los registros de los trabajadores.

 

7.- ORGANIZACIÓN Y DOCUMENTACIÓN DEL REGISTRO

Será la que se determine mediante negociación colectiva, acuerdo de empresa o en su defecto decisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores de la empresa. En cualquier caso, debe ser un sistema de registro objetivo, que garantice la fiabilidad, veracidad y no alteración a posteriori de los datos y que respete la normativa sobre protección de datos.

 

8.- RÉGIMEN SANCIONADOR

Finalmente, y en cuanto al régimen sancionador, las novedades incluidas en el Real Decreto- Ley 8/2019 suponen también la modificación del apartado 5 del artículo 7 del texto refundido de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el orden Social.

La modificación introducida es clara, ya que tipifica como infracción grave la transgresión de las obligaciones en materia de registro de jornada, incluyendo su previsión específica en el artículo 7.5.

puntos_wk_2Encuentra respuestas a las dudas más frecuentes, soluciones para cumplir la ley y descargas gratuitas en http://registrodejornadalaboral.es 

Compartir en redes sociales Facebook Twitter Linkedin
Comentarios