La factura electrónica, es decir, aquella que se expide y recibe en formato electrónico, ha significado no sólo una alternativa a la facturación tradicional en papel. Es un tema de candente actualidad, por lo que supone a efectos de lucha contra el fraude fiscal y un paso más que relevante en la transformación digital de los negocios, ya se trate de pymes como de grandes empresas.

Recientemente, se hacía pública la ampliación del plazo para la presentación de la factura electrónica hasta el 18 de abril de 2020. De acuerdo con la directiva 2014/55/EU las administraciones públicas “aceptarán las facturas en formato electrónico de sus proveedores siguiendo los estándares europeos”. La obligación de emitir facturas electrónicas ha conllevado una unificación a efectos prácticos: la elaboración de un estándar europeo de factura electrónica CEN-TC/434, de uso obligatorio en los países que integran la Unión Europea.

Este paso en la facturación B2G (Business to Government) supone un elemento más que relevante en la lucha contra el fraude fiscal, y viene a apuntalar el camino iniciado en otros países, como es el caso de Italia, en la transformación digital de los negocios.factura electronica. E-factura

En este país, a partir de enero de 2019, se puso en marcha el sistema de facturación electrónica B2B, es decir, entre empresas. Centrándonos en el caso italiano, la circular 8/E/2018 y la resolución del 30 de abril de 2018 de la Agenzia delle Entrate italiana establecía de manera explícita esta obligatoriedad, para lo cual desarrolló el sistema SDI (sistema di interscambio) y el formato XML, creado a tal efecto.

Y es que, en este sentido, la lucha contra la evasión y el fraude fiscal disponen de una herramienta más que eficaz en la facturación digital. Pero no sólo eso:  tal y como indica el Gobierno de España- Ministerio de Economía y Empresa, las ventajas específicas de la facturación electrónica para las empresas son múltiples, y se sustentan en:

  • acortar los ciclos de tramitación, incluido el cobro;
  • reducir errores humanos;
  • eliminar costes de impresión y envío postal;
  • facilitar un acceso más rápido, ágil y fácil a las facturas almacenadas;
  • reducir drásticamente el espacio necesario para su almacenamiento;
  • mejorar el servicio al cliente; eliminar el consumo de papel y su transporte, con el consiguiente efecto positivo sobre el medio ambiente;
  • facilitar la lucha contra el fraude;
  • subsumir la factura en los sistemas informáticos empresariales, mejorando drásticamente su gestión;
  • y, esto es lo más importante, contribuir a la modernización de la economía y al desarrollo de la Sociedad de la Información.


                                   ✉️ Suscríbete a a3news y recibe cada mes contenidos como éste



Los beneficios económicos de adoptar la e-factura B2B se ven acrecentados, paralelamente, por el uso de nuevas herramientas, que facilitan extraordinariamente la labor contable. Entre las plataformas, destacan:

  • a3factura, especialmente  diseñado para para empresas y autónomos.  Se trata de un programa de facturación online que elimina la necesidad de usar excels  y otros programas. Permite realizar facturas personalizas y agregar los campos necesarios, con aplicaciones tan prácticas como la posibilidad de hacer capturas con el móvil de los tickets de gasto e integrarlos de manera inmediata.
  • a3ASESOR | ges es el programa de facturación para asesorías que, de manera fácil y fiable, ofrece un control exhaustivo de costes y de rentabilidad. Te asegura, así, una gestión completa del negocio.
  • a3ERP software gestión PYMES unifica las diferentes áreas de la empresa. Reconocido con el Premio Byte TI al Mejor ERP de 2018, garantiza una visión global del negocio y control de los procesos productivos y administrativos.  Los módulos y soluciones verticales especializadas aseguran la total adaptabilidad al tamaño y necesidades de cada empresa, sea del sector que sea.

En la línea de asentar la facturación digital, además de estas herramientas de índole eminentemente práctica para cualquier negocio, tenemos que hacer referencia al sistema Ticket Bai, desarrollado por el Gobierno Vasco y las Haciendas Forales. Este nuevo software de gestión genera un fichero único identificativo por cada factura (TBAI) y un código QR que recoge toda la información.

De este modo, a la par que se garantizan los derechos de los consumidores, se reduce el fraude fiscal, puesto que la administración pública dispone de un instrumento de control de ingresos especialmente en aquellos negocios en los que los pagos en efectivo son más recurrentes.


                              ✉️ Suscríbete a a3news y recibe cada mes contenidos como éste


 

Factura electrónica obligatoria

Agencia Tributaria define, en su página web, a la factura electrónica como el “documento tributario generado por medios informáticos en formato electrónico, que reemplaza al documento físico en papel, pero que conserva el mismo valor legal con unas condiciones de seguridad no observadas en la factura en papel. Equivalente funcional de la factura en papel, que se puede transmitir desde el expedidor al destinatario por medios telemáticos.

En términos informáticos, consiste en un fichero con el contenido exigido por ley a cualquier factura, que se puede transmitir de emisor a receptor por medios telemáticos (de un ordenador a otro) y que posee unas características que aseguren la autenticidad e integridad”.

soluciones-aydai-icono-implantacion-erp Así pues, el sistema de facturación electrónica ha tenido en nuestro país diversas fases, marcadas en sus inicios por el artículo 4 de la ley 25/2013 de 27 de diciembre, de impulso de la factura electrónica y creación del registro contable de facturas en el sector público, mediante el cual “todos los proveedores que hayan entregado bienes o prestado servicios a la Administración Pública podrán expedir y remitir factura electrónica”.  

El impulso de la e-factura B2B (entre empresas) tiene su máximo precursor en esta iniciativa, y representa un impulso de vital trascendencia en la lucha contra el dinero negro.

A través de un modelo que empuja a todas las Administraciones Públicas hacia la transformación digital se afianza, en paralelo, la digitalización de los procesos administrativos empresariales, imprescindible conforme las empresas buscan rentabilidad y eficiencia en sus negocios.

En clave futura, como indica el Ministerio de Economía y Empresa en su página web, cabe destacar los siguientes retos, que supondrán el eje vertebrador de la facturación digital  en los próximos años: “su adopción por la Pequeña y Mediana Empresa (PYME), que constituye el segmento más importante del tejido empresarial español y europeo y la interoperabilidad de los sistemas de facturación electrónica que permita su uso en la interrelación comercial tanto dentro como a través de nuestras fronteras”

Se trata, en definitiva, de un tema de enorme relevancia y gran recorrido futuro por parte de las empresas, que cuentan con la facturación electrónica del medio más efectivo para dotar de agilidad a los trámites administrativos, además de reforzar la seguridad de las transacciones y de los datos. A ello hay que sumar dos variables: el aumento de la velocidad y la precisión, aspectos que se reflejarán en que las interacciones con los clientes y los pagos B2B ocurrirán con mayor frecuencia en tiempo real.


                                     puntos_wk_2      Suscríbete a a3news y recibe cada mes contenidos como éste


 

Compartir en redes sociales Facebook Twitter Linkedin
Comentarios