El Gobierno de Pedro Sánchez podría establecer el registro obligatorio de los horarios de trabajo reales en las empresas para luchar contra los abusos. Aunque no tiene previsto revocar la reforma laboral realizada por el ejecutivo de Mariano Rajoy, sí busca realizar algunas modificaciones como esta.

La medida, anunciada junto a otros cambios en la celebración del aniversario del diario económico Expansión, figura en el Plan Director por un Trabajo Digno para los años 2018, 2019 y 2020, un conjunto de iniciativas que se aprobarían con carácter urgente y con las que se busca “hacer frente a los problemas más graves de nuestro mercado laboral en la actual etapa de salida de la última crisis económica”.

 

¿Por qué un registro de los horarios?

La Comisión Europea, para finales de este año y comienzos del que viene, prevé cifras positivas en España en lo que al empleo se refiere. Sin embargo, la precariedad laboral sigue siendo una preocupación social. Aún existe una elevada temporalidad, asociada a empleos de baja calidad y bajos salarios, y las situaciones de exceso de jornada o incumplimientos en materia de tiempo generan numerosas denuncias ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Ante eso, este Plan Director recoge una Proposición de Ley con la que se busca modificar el Estatuto de los Trabajadores, su artículo 34 concretamente, que supondría tener un sistema de control horario con el que hacer frente a:

  • La obligación del registro de horarios de entrada y salida de los trabajadores cada día, incluidos los de media jornada.
  • Control de las horas extra y las jornadas especiales (con el tope vigente de no superar las 80 horas extraordinarias por año).
  • El deber de conservar esos registros durante al menos cuatro años.

Estas medidas no se desprenden directamente del Plan propuesto por parte del Ministerio de Trabajo del gobierno socialista. Vienen de una propuesta de reforma en la que estuvo trabajando el PSOE durante la anterior legislatura durante meses y que llegó incluso a estar aprobada en el Congreso de los Diputados.

Como decíamos al comienzo, la medida trata de frenar los abusos detectados sobre todo en el ámbito de las horas extraordinarias, donde se calcula que más de 3 millones de horas han quedado impagadas.

Actualización 08/03/19: revisamos la nueva normativa aprobada el 8 de marzo de 2019 que determina la obligatoriedad del registro horario

Compartir en redes sociales Facebook Twitter Linkedin
Comentarios