En menos de un mes termina el plazo para la declaración de la renta. Antes de la fecha límite, 1 de julio, de esta campaña de 2018 son muchos los que se apresuran a realizar este trámite. Y las prisas, en ocasiones, juegan malas pasadas. Así lo acredita el Colegio de Gestores Administrativos de Galicia, que confirma que más del 70% de los borradores que se presentan contienen errores o están incompletos.

 

Paso a paso para evitar errores

Para la campaña de la renta 2018, al igual que otras veces, Hacienda emite el borrador de su declaración con los datos que recibe de terceros (empresas, bancos, catastro…). Y ahí el contribuyente debe saber que si acepta dicho borrador con datos incorrectos la responsabilidad será suya y no de la AEAT. Por eso mismo, antes de aceptarlo será interesante que la revise o que solicite ayuda profesional para asegurarse que presenta la mejor opción para sí mismo. 

Una vez solicitado el borrador de la renta, lo primero es revisar que los datos personales y familiares estén correctamente y actualizados: datos fiscales mínimos, número de hijos, estado civil… El siguiente paso será comprobar los derechos a deducciones o exenciones, también actualizadas con las últimas novedades. En este apartado, entre otras, hay que prestar atención a:

  • Prestaciones de maternidad
  • Retribuciones especie: cheques restaurante, transporte o seguro médico.
  • Gastos de viaje abonados por la empresa.
  • Remuneraciones por trabajos en el extranjero.
  • Gastos autónomos: agua, luz, internet, gas y telefonía.
  • Transacciones relacionadas con la vivienda: adquisición, alquiler, datos de hipoteca en caso de deducción por vivienda, ganancias por transmisión de vivienda habitual.
  • Descarga el listado completo de puntos a revisar

Para terminar el proceso, el contribuyente debe prestar atención a que la información sea completa y también tiene que revisar las compensaciones pendientes de ejercicios anteriores.

A pesar de remarcar los puntos mencionados suelen haber fallos comunes, por ejemplo, no indicar que es familia numerosa puede hacer que se pierdan hasta quinientos euros. O si no se solicita con antelación la deducción por maternidad, que suele ser muy habitual, se pueden perder hasta 1.200 euros. Todo esto, añadido a los errores que pueden presentar los borradores. 

La declaración de la renta puede ser compleja, por lo que recordar al contribuyente el valor añadido de presentarla con ayuda profesional es necesario y abre nuevas oportunidades profesionales para ti. Aprovecha estos últimos días de campaña para ofrecer tus servicios a los más rezagados y consigue nuevos clientes en tu campaña Renta 2018. 

 

Compartir en redes sociales Facebook Twitter Linkedin
Comentarios