Trabajar en el core bussines de una empresa es clave para su desarrollo. No es suficiente con haberlo definido bien sino que todas las acciones en el seno de la empresa deben contribuir, tanto las que hacemos como las que dejamos de hacer. Hay muchos enfoques y herramientas que nos permiten centrarnos en el objetivo al que queremos llegar sin que eso implique perdernos en tareas colaterales, un mal muy frecuente en empresa.

La facturación y la contabilidad exigían, hasta hace bien poco, un número de recursos alto para saber cuál era la marcha de la empresa. Por ello integrarlas se ha convertido en un factor de decisión que aporta claras ventajas: 

  • Agiliza la gestión en la empresa: no sólo es importante simplificar las tareas más habituales, también hay que ganar velocidad en las mismas. Hablamos del pago de cuotas, la actualización de tarifas, el registro y control de pedidos, el análisis de nuestros números… La agilidad es un factor clave en ejecución, pero también en otros factores decisivos como la puesta en marcha de nuestras soluciones y la curva de aprendizaje que puedan requerir. 

✉️ Suscríbete a a3news y recibe éste y más contenidos de interés


  • Facilita el control documental: con una herramienta que integra contabilidad y facturación es mucho más sencillo mantener el seguimiento adecuado de nuestros documentos y los de nuestros clientes, además de tener el control sobre los pedidos, facturas y movimientos de stock.
  • Mejora la gestión y la toma de decisiones:  la automatización de informes, con la que se generen estadísticas y comparativas  en tiempo real de cómo marcha el negocio, resulta clave para la gestión. El control y la trazabilidad que vamos a tener de nuestra actividad, sin necesidad de dedicarle más tiempo, será clave en la toma de decisiones que afectan a la estrategia del negocio. En el caso de a3ERP tiene incluida una herramienta de Business Intelligence para que el usuario pueda de una forma ágil y sencilla identificar cuáles son sus necesidades, dónde están las prioridades o áreas de mejora. En definitiva, se trata de un proceso automático que con nuestros datos nos ayuda a mejorar el rumbo de nuestra empresa sin necesidad de apartarnos del core bussines.
  • Aumenta nuestra productividad: con el uso de una herramienta que nos permite automatizar tareas nuestra productividad se verá incrementada, además de salir reforzada con la simplificación de muchas otras que pasarán a ser más sencillas de realizar gracias a la gestión del propio ERP.
  • Optimización de recursos: un acceso a la información organizado, la facilidad de búsqueda, los procesos automatizados… Son muchas las funcionalidades que redundan en un uso optimizado de nuestros recursos. El tiempo, la energía y la atención que gastemos en este ámbito serán mucho menores que antes y, en consecuencia, los resultados serán mejores.

En definitiva, disponer de la facturación y la contabilidad integradas bajo un solo paraguas nos ayuda en una gestión más eficiente de la empresa. Pero además aporta el valor añadido que nos dan sus funcionalidades y automatizaciones: con ellas podremos mejorar la calidad y velocidad de nuestras decisiones sin la necesidad de dedicar todos los recursos necesarios para obtener toda esta información a través de procesos que no estuvieran  automatizados.


✉️ Suscríbete a a3news y recibe éste y más contenidos de interés

Te puede interesar
Compartir en redes sociales Facebook Twitter Linkedin
Comentarios